23 años de Campo de Trabajo en Pozoblanco

  •  

    Un grupo de 20 voluntarios cristianos junto a dos religiosas han participado este año en el Campo de Trabajo de Pozoblanco.  Ya son 23 años consecutivos los que se lleva realizando y cada uno ha sido diferente y especial.

    Es una experiencia que deja huella en la persona, que cambia la vida y el modo de mirar a los discapacitados, que ayuda a crecer integralmente a nivel personal y grupal, humana y religiosamente.

    Descubrimos que recibimos más de lo que damos, que el mundo de la discapacidad es el mundo de las oportunidades y constatamos eso de que “sólo hay una discapacidad peligrosa, la de no tener corazón”.

    Las fotos muestran algunas de las actividades preparadas y realizadas por los voluntarios, San Fermín, el Juego de la Oca, Pasapalabra…pero son muchas las que se han preparado también desde el centro.

    Y terminamos con unas palabras que nos dirigieron desde allí “a través de los residentes, Jesús se ha hecho presente entre nosotros. Llevarlo a lo largo de toda vuestra vida”.
    Así lo creemos, lo hemos visto y os lo contamos.

    Gracias a todos de todo corazón.

    Comparte la noticia